fbpx

Carboxiterapias Ares: segura, cómoda y exitosa

Francia e Italia fueron pioneros en utilizar CO2 para tratamientos estéticos. El gas carbónico es un gas atoxico, no embolico y se comercializa en condiciones de alta pureza, siendo eliminado en gran parte por los pulmones y en menor cantidad por vía renal, perdurando su efecto vasodilatador local. El aumento del flujo sanguíneo en el tejido tratado por efecto del gas, aumenta el metabolismo basal local entregando oxígeno, nutrientes, barrida de radicales libres, liberación de acetilcolina, aumento de temperatura y el tan célebre efecto Bohr (Afinidad de la hemoglobina por el CO2, entregando su carga de oxígeno a las células).

En palabras sencillas el efecto positivo del aumento del flujo sanguíneo local, favorece enormemente a todos los tejidos pobremente vascularisados o interrumpidos como: Bolsas palpebrales, piel con estrías, fláccidas, envejecidas, pieles engrosadas, P.E.F.E. “celulitis”, grasa hipodérmica, etc. produciendo cambios basales antes impensados. La vasodilatación puede perdurar de 7 a 15 días tras la administración de CO2, y esta hipercapnia celular favorece la creación de nuevos vasos sanguíneos reactivando el metabolismo en forma constante.

Por otro lado, la presión ejercida para infiltrar el gas en los tejidos grasos comporta una acción mecánica que provoca daños controlados y limitados en los mismos, como la ruptura de las membranas de los adipocitos, el despegamiento de tejidos blandos indurados (Celulitis compacta o post-operados) y la reducción de zonas de fibrosis que unido al aumento de los procesos oxidativos de los ácidos grasos favorece la lipólisis y la apoptosis celular (Reducción del tejido graso).

Esta separación de los planos es suficiente para iniciar un proceso de cicatrización a lo largo del cual, y sobre la segunda semana los fibroblastos se transforman en miofibroblastos, los miofibroblastos se contraen, aumenta la síntesis de colágeno y se produce una retracción de la zona tratada, que será máxima aproximadamente un mes tras la sesión administrada.

Para las diferentes indicaciones como alopecias, arrugas de expresión, cicatrices, estrías, flaccidez, lipodistrofia ginoide, adiposidad localizada y celulitis, post cirugía estética y post cirugía bariatrica existen diferentes técnicas de aplicación que deben ser guiadas por profesionales calificados por Global Certification.www.globalc.cl

Su tecnología avanzada en carboxiterapias ARES de la IBRAMED logra calentar el gas antes de administrarlo, entrega con certeza un flujo minuto a minuto sin variaciones (seleccionado por el profesional con chances de cambiar la velocidad de administración a gusto), y también logra reconocer el flujo existente o problemas en el suministro (realizando una terapia más segura y cómoda para el paciente y el terapeuta), de ahí el éxito del tratamiento y de esta tecnología que hoy por hoy es un triunfo a nivel de la medicina estética.

ARES incorpora en forma exclusiva una corriente multipropósito la High Volt con lo que logramos generar un campo electroanalgésico en simultaneo con la aplicación del gas en grandes areas, una terapia combinada para potenciar los efectos reparadores, o electrolifting para tratar cicatrices o arrugas puntuales.

Las biopsias de los tejidos han demostrado su eficacia en las aplicaciones descritas y avalan su uso como alternativa terapéutica y como coadyudante en muchos tratamientos.

Puede testear lo fácil, cómodo y seguro de este equipamiento con todos sus beneficios que ya se encuentra presente exitosamente de Arica a Punta Arenas, inclusive en isla de pascua. Para más informaciones ingrese a www.Carboxiterapias.cl o síganos en instagram www.Instagram.com/Ares.Chile

Agende con nosotros su visita y compruébelo usted misma.

Prof. Pablo Henríquez Mg. en Educación Universitaria en Cs. de la Salud.
Enfermero Universidad de Santiago de Chile