ALTA FRECUENCIA

Es un tipo de corriente eléctrica con beneficios ampliamente comprobados en tratamientos estéticos. Parte integral de un facial que no puede faltar en su oferta de servicios cosmetológicos por su doble efecto. El primero es de acción analgésica, descongestionante y cierre de poros producto de la corriente alterna y el segundo es la acción antibacteriana, antiaging y oxigenativa por la generación de ozono. Asimismo, estimula los fibroblastos para sintetizar fibras de colágeno y elastina dando como resultado una piel firme y joven.