AUSSIE SPORT

NEURODYN AUSSIE SPORT -Ondas Australianas Patentadas-

El Neurodyn -Aussie Sport- es un equipo para la aplicación de corriente eléctrica vía electrodos en contacto directo con el paciente. Se trata de un estimulador transcutáneo neuromuscular que utiliza tecnología de microcomputadores, funcionando vía teclado de toque. Todas las informaciones referentes a los parámetros escogidos por el profesional terapeuta serán mostradas en visor de cristal líquido alfanumérico.

El estimulador Neurodyn Aussie Sport produce Corriente Aussie (también llamada Corriente Australiana), una nueva generación de corriente eléctrica para estímulo con ventajas sobre los tradicionales métodos de estímulo (Rusa, Interferencial, TENS y FES). Esta técnica es no invasiva, no causa dependencia y no tiene efectos colaterales indeseados.

Opciones y modos de estímulo
Son cuatro canales de salida con controles independientes de intensidad, permitiendo el estímulo simultáneo, o no, de cuatro diferentes regiones durante una sesión de tratamiento. La Corriente Aussie es un tipo de corriente senoidal con frecuencia portadora de 1.000Hz ó 4.000Hz con duración de burst de 4ms ó 2ms, modulada en trenes de pulso (bursts) de frecuencia variable de 1 a 120 Hz. El estímulo puede ser hecho en los siguientes modos:
Modo Continuo, donde la sensación de estímulo es continuo y constante.
Modo Sincronizado (con rampas ON, OFF, Rise y Decay) donde los cuatro canales funcionan al mismo tiempo, sincronizados. La sensación de estímulo sigue los tiempos escogidos en las rampas.
Modo Recíproco (con rampas ON, OFF, Rise y Decay) donde los canales 1 y 3 funcionan alternadamente con los canales 2 y 4. La sensación de estímulo sigue los tiempos escogidos en las rampas.
Protocolos preprogramados están disponibles. Basta seleccionar el programa y, enseguida, definir la intensidad de tratamiento.

Acompañan al equipo
1 cable de fuerza eléctrica separable.
2 cables de conexión al paciente, cada uno con 4 alambres y pasadores banana en las puntas.
4 pares de electrodos de caucho de silicón 50 x 50mm.
4 pares de electrodos de caucho de silicón 30 x 50mm.
1 CD manual de funcionamiento.
1 fusible 2A de protección sobresaliente.
1 tubo de Gel (100g).
1 bolso para transporte (línea zafiro).

El uso de cables, electrodos y otros accesorios diferentes de aquellos especificados arriba, puede resultar en aumento de las emisiones o disminución de la inmunidad del equipo. Este aparato y sus características podrán sufrir alteraciones sin previo aviso.

Características Técnicas
Bivoltio 127 y 220 voltios | 50/60 Hertz.
Dimensiones: 265 x 275 x 115 (L x P x A).
Peso aproximado, sin accesorios: 2,5 kilos.
Canales de salida: 4 canales independientes en amplitud.
Forma de pulso: senoidal modulada en Bursts sin componente c.c.
Frecuencia de portadora: 1 kHz ó 4 kHz.
Duración de Burst: 2 ms ó 4 ms.
Frecuencia de Burst: variable de 1 Hz a 120 Hz.
Tiempo de aplicación: variable de 1 a 60 minutos.
ON: variable de 1 a 60 segundos.
OFF: variable de 1 a 60 segundos.
RISE: tiempo de subida del tren de pulso variable de 1 a 20 segundos.
DECAY: tiempo de bajada del tren de pulso variable de 1 a 20 segundos.
Conozca la Corriente Aussie -Ondas Australianas-
¿Qué es la corriente Aussie?

La corriente Aussie, también conocida como corriente Australiana, es una corriente eléctrica terapéutica alternada con frecuencia en la faja de kHz con alguna semejanza en relación a la terapia Interferencial y corriente Rusa. La diferencia está en la frecuencia portadora de la corriente de kHz utilizada, en la duración de los Bursts y en la forma de onda. Tradicionalmente, la Terapia Interferencial es modulada en amplitud en forma senoidal y la corriente Rusa es formada a partir de Bursts con 50% de ciclo de trabajo (tiempo ‘on’ y ‘off’).
La corriente Aussie presenta burst de corta duración que hace con que el estímulo proporcionado por la Corriente Aussie sea más eficiente en comparación con las otras corrientes eléctricas terapéuticas.

Investigaciones de Desarrollo de la Corriente
Las investigaciones iniciales relacionadas al desarrollo científico de la Corriente Aussie fueron hechas por el investigador australiano Doctor Alex Ward, de la universidad de LaTrobe en Melbourne, Australia y se iniciaron a mediados de 1998. El cuestionamiento del Dr. Ward en esa ocasión tenía relación con los parámetros terapéuticos utilizados por otras corrientes eléctricas terapéuticas ya existentes como Functional Electrical Stimulation (F.E.S.), Rusa, Interferencial y T.E.N.S. para estímulo sensorial y motor.

¿Serían los parámetros ofrecidos por las corrientes Rusa y F.E.S. los más adecuados para conseguir el estímulo motor de forma más eficiente, con mayor producción del par de reacción, menor incomodidad y menor fatiga muscular? En relación al estímulo sensorial, ¿serían los parámetros ofrecidos por las diferentes formas de T.E.N.S. y por la terapia interferencial los ideales en relación al nivel de incomodidad durante el estímulo?
Así, el Dr. Ward inició junto a sus colaboradores una serie de trabajos científicos combinando diferentes parámetros como frecuencia portadora, formas de modulación de la corriente eléctrica y ciclos de trabajo y comparándolos con los parámetros de corrientes ya existentes. Una de las primeras publicaciones intitulada Sensory, motor and pain thresholds for stimulation with mediun frequency alternating current (Arch. Phys. Med. Rehabil. 79, 273-279, 1998) sugiere que para una menor incomodidad durante procedimientos de estímulo eléctrico frecuencias alternadas mayores son más adecuadas.
Publicado en 2009, por Alex Ward y sus colaboradores, la ‘Comparison of the analgesic efficacy of medium-frequency alternating current and T.E.N.S.’, en la publicación Physiotherapy (Dec; 95(4): 280-288, 2009) concluyó que la corriente Aussie es tan efectiva como el T.E.N.S. en el aumento del límite de dolor en individuos saludables*.

El creador
Alex Ward, MSc, Doctor, es profesor asociado de la Universidad de La Trobe, en Melbourne, Australia. Recibió el grado de Licenciado en Ciencias en Física en la Universidad de Sydney y el grado de Maestría en Biofísica en la Universidad Macquarie, antes de comenzar a dar clases en el área de Ciencias de la Salud en la Universidad de Sydney.
Tras varios años dando clases de Ciencias de la Salud, inició su investigación sobre agentes electrofísicos utilizados en fisioterapia. El Dr. Ward concluyó su doctorado en la Universidad de La Trobe, donde da clases y desarrolla investigaciones.
Publicó más de 30 manuscritos revisados por colegas en el área de agentes electrofísicos, además de varios libros, incluyendo ‘Electricity, Fields and Waves in Therapy’ (Electricidad, Campos y Ondas en Terapia – 3ª edición de Science Press), siendo coautor de ‘Electrotherapy Explained’ (Electroterapia Explicada – 4ª edición de Elsevier), traducido y publicado en portugués, coreano, polaco y griego. Su investigación incluye el uso de formas de ondas electroterapéuticas, fisiologías del nervio y del músculo y los efectos del estímulo eléctrico en el sistema nervioso central.
Es miembro del Consejo Editorial del periódico internacional ‘Archivos de la Medicina Física y Rehabilitación’ y actúa regularmente como revisor para las publicaciones Fisioterapia, Teoría y Práctica de la Fisioterapia y Fisioterapia (UK). Es también miembro fundador de la Sociedad Internacional de Agentes Electrofísicos en Fisioterapia (ISEPA), fue recientemente reconocido por el Congreso Mundial de Fisioterapia (WCPT). El Dr. Ward reside con su familia en Melbourne, Australia, y suministra consultoría de rutina a fisioterapeutas, tanto localmente como internacionalmente.

Inversión en innovación
La historia de la Corriente Aussie en el Brasil y en el mundo tuvo inicio el año de 2007 cuando IBRAMED, acompañaba de cerca todos los trabajos de investigaciones realizados por el Dr. Alex Ward. Percibió que a cada publicación el Dr. Ward dejaba indicios de que estaba por presentar algo diferente en relación al estímulo eléctrico basado en las conclusiones de sus investigaciones.
Mantuvo entonces contacto y obtuvo la confirmación del investigador de que la propuesta era, a partir de una serie de investigaciones científicas, crear una nueva propuesta para el estímulo sensorial y motor, que recibió el nombre de Corriente Aussie.
La idea era incorporar dentro de la línea de rehabilitación física de la IBRAMED una modalidad electroterapéutica exclusiva y con gran poder terapéutico y con base científica totalmente fundamentada en estudios publicados en publicaciones del área de rehabilitación física.
Dr. Ward intentó contactar las otras empresas alrededor del mundo, sin embargo, ninguna de ellas se interesó y las que se interesaron no presentaban condiciones técnicas para hacer.